Tratamientos de reproducción asistida FIV

En la consulta médica y posterior a un diagnóstico certero se decide cual de todas las Técnicas de Reproducción Asistida (TRA) disponibles, es la elegida para cada caso particular .
Las TRA son un conjunto de procedimientos que conllevan manipulación de gametos (óvulos o espermatozoides) de uno o ambos integrantes de la pareja, como tratamiento de la esterilidad o infertilidad, las cuales tienen como finalidad que dicha pareja obtenga un embarazo.

Existen dos tipos de Técnicas de Reproducción Asistida:

I. Técnicas de baja complejidad:  Cuando el aparato reproductor femenino (el útero, los ovarios y los oviductos o Trompas de Falopio) se encuentran en buenas condiciones, se busca el embarazo mediante la sincronización de la ovulación  y  en caso necesario la manipulación, únicamente del semen, a través de procesos de preparación y capacitación de espermatozoides, dentro de un laboratorio de Andrología diseñado para estos procesos.

 

II. Técnicas de alta complejidad En éstas TRA si es necesaria la manipulación de ambos gametos óvulos y espermas), por lo que para que se lleven a cabo estos tratamientos se requiere de un quirófano (para la extracción bajo condiciones específicas de los óvulos), un laboratorio de Andrología (para evaluación y capacitación y mejoramiento de la calidad espermática), un laboratorio de Fecundación In Vitro (para manipulación de gametos y vigilancia y manipulación de embriones), con equipos e infraestructura adecuadas. Es por esto que se llaman de alta complejidad.
Las Técnicas de Reproducción Asistida de alta complejidad se engloban bajo el nombre de Fecundación In Vitro (FIV). Como indica el nombre, el óvulo será fecundado en un laboratorio de Reproducción Asistida en un recipiente de vidrio o caja de Petri y de ahí es que proviene el nombre de la técnica (en vidrio). La FIV tiene muchas variantes que son utilizadas dependiendo de los requerimientos de cada caso. La técnica de FIV está indicada en todas aquellas parejas a las que no pueden lograr el embarazo a través una técnica de Reproducción Asistida de baja complejidad. 
Esta técnica tiene un porcentaje de embarazo promedio del 50% por intento, aunque estos valores varían dependiendo de la edad de la paciente, el tipo de alteración espermática y la causa por la que haya sido indicada la Técnica de Reproducción Asistida. El porcentaje acumulado en 4 intentos de esta técnica es mayor al 90%.