Infertilidad primaria o baja Complejidad

Técnicas de baja complejidad “Infertilidad primaria o baja complejidad”.

Cuando el aparato reproductor femenino (el útero, los ovarios y los oviductos o Trompas de Falopio) se encuentran en buenas condiciones, se busca el embarazo mediante la sincronización de la ovulación  y  en caso necesario la manipulación, únicamente del semen, a través de procesos de preparación y capacitación de espermatozoides, dentro de un laboratorio de Andrología diseñado para estos procesos.

Coito programado.
Consiste en sincronizar de forma adecuada la fecha y la frecuencia de los encuentros sexuales de la pareja, con el momento de la ovulación, para cubrir los períodos de mayor fertilidad de la mujer. Dependiendo de la regularidad en la ovulación, el coito programado puede ser:

a. Sin estimulación ovárica- Se hace un seguimiento, por ultrasonido vaginal, del crecimiento natural y fisiológico propio, del folículo durante el ciclo ovárico y se programan las fechas en que la pareja debe tener relaciones sexuales para asegurar una buena cantidad de espermatozoides en el aparato reproductor femenino en el momento de la ovulación.

b. Con estimulación ovárica- Sigue los mismos principios que en el inciso anterior pero se administran medicamentos para favorecer la ovulación (inducción de la ovulación) o para lograr una ovulación múltiple (estimulación ovárica) y de esta manera aumentar las posibilidades de éxito en el tratamiento.

La tasa de embarazo en cualquiera de estas modalidades es de alrededor del  13%, semejante a la tasa de embarazo espontáneo entre ciclos, motivo por el cual preferimos utilizar estas técnicas en casos muy específicos.

Inseminación Artificial
 Se realiza una estimulación ovárica por medio de medicamentos (pastillas o con inyecciones) para lograr una ovulación múltiple no mayor a 3-4 folículos y se lleva a cabo una monitorización con ultrasonido del crecimiento flicular ovárico (cada óvulo está contenido dentro de un folículo)  conocido como seguimiento folicular, para determinar la fecha de la ovulación. El día de la ovulación se colocan dentro del útero espermatozoides seleccionados de una muestra de semen previamente capacitada, ya sea del esposo o del donante, según las necesidades de la pareja, para mejorar las posibilidades de éxito de embarazo.

En parejas donde la mujer tiene 35 años o menos, y cuenta con un aparato reproductor en buenas condiciones, y el semen del hombre después de capacitado alcanza al menos 4 millones de espermatozoides móviles progresivos normales, la tasa de embarazo por cada tratamiento es del 20% al 25%. Este porcentaje de embarazo aumenta al 60% al hacer  3 ó 4 intentos.  La técnica que se recomienda a seguir en caso de no ser candidatos a las anteriores o no haber logrado embarazo, es  la Fecundación In Vitro (FIV).

Entonces las TRA de baja complejidad se indican cuando:

  • Existe infertilidad de origen desconocido.
  • Existe infertilidad con trombas de Falopio permeables y sanas.
  • Hay falta de ovulación en la mujer (Anovulación), con buena reserva folicular en sus ovarios.
  • Surgen alteraciones del moco cervical.Existen anticuerpos antiespermáticos en la mujer.
  • Existe alteración no grave en la cantidad, movimiento o forma espermática.
  • La eyaculación es retrógrada (el eyaculado va hacia el interior de la vejiga, en lugar de salir por la uretra).
  • En el semen no se encuentran espermatozoides (Azoospermia) y se requiere de muestra de banco de semen.

 


serviciosovulos
Técnicas de alta complejidad

ver mas...